Inspirar

Cuando unos padres esperan la llegada de un hijo piensan de que color tendrá los ojos, a qué se dedicará en un futuro, si será una buena persona, sobre todo si será feliz en la vida... Desafortunadamente, esos padres no podrán decidir si nacerá ciego o sordo, si será español, inglés o nicaraguense... En cambio, desean que la vida les dé las oportunidades que le permitan convertirse una gran persona, Pero la vida es mucho más injusta que todo eso, no a todos nos regala esa ansiada oportunidad, en nosotros está la posibilidad de darles esa ayuda que el destino les ha robado. Cada vez que colabores en un proyecto social, piensa que estás colaborando a generar las oportunidades que todos merecemos por ser ciudadanos del mundo.

No te olvides

LEAVE A COMMENT